Invierno y verano, Sierra Nevada es el mejor destino en Granada

Invierno y verano, Sierra Nevada es el mejor destino en Granada

Aunque es conocida como un destino de esquí, puedes visitar Sierra Nevada en Granada en cualquier época del año, que siempre encontrarás atractivos y actividades para todas las edades. Ya sea que busques disfrutar de la nieve o aprender a esquiar en invierno; o experimentar la aventura en un campamento de verano con actividades medioambientales, siempre tendrás algo que hacer en este lugar de naturaleza imponente.

Sierra Nevada fue declarada como Reserva de la Biosfera y Parque Nacional por su entorno natural que se conserva puro, el bosque mediterráneo, las lagunas, y su diversa flora y fauna.

En su estación de esquí tienes a tu disposición excelentes instalaciones y kilómetros de pistas donde practicar o aprender esquí. También merece la pena detenerse a observar los paisajes nevados en su inmensidad sobrecogedora. Una mención especial para la gastronomía granadina, que tienes que probar para experimentar el sublime halago de los sentidos que esta cocina con influencias musulmanas posee.

La maravillosa ciudad de Granada se extiende en todo su esplendor a los pies de la sierra, con su cultura de fusión entre Oriente y Occidente, que tiene en esta ciudad sus más preciados ejemplos, basta con adentrarse en la atmósfera irreal de la Alhambra y recorrer su patios entre el murmullo mágico de los surtidores de agua o deslumbrarse con la exquisitez de la filigrana en piedra de sus habitaciones.

Sierra Nevada o Sulayr o montaña del sol, como la llamaron los árabes, contiene quince picos de más de 3.000 metros de altura, conformando el punto más elevado de la Península Ibérica. Durante el invierno, la nieve cubre las laderas que sirven como alfombras para deslizarse hasta el fondo de las pendientes.

Estación de esquí en Sierra Nevada

La estación de esquí cuenta con excelentes pistas con nieves de gran calidad, además de las instalaciones para el ocio que complementan las actividades durante la temporada invernal.

El maravilloso paisaje de la Sierra Nevada ofrece unas vistas inmejorables mientras te deslizas por las pendientes, ya sea que desees mejorar tu nivel o simplemente aprender a esquiar, cuentas con escuelas de esquí allí mismo, donde ofrecen docentes experimentados.

Si prefieres practicar snowboard, también encontrarás pistas apropiadas y docentes que te conviertan en experto, sin importar tu edad. Este es un destino de invierno ideal para la familia, viajar con amigos o en pareja.

Si no te interesa esquiar, también puedes disfrutar de caminatas con raquetas de nieve o excursiones en máquinas pisapistas, o en pintorescos trineos, la nieve es la estrella en la estación de esquí.

Verano en Sierra Nevada

Con una biodiversidad tan amplia, Sierra Nevada cuenta además con actividades vinculadas a la fauna, algunas simplemente de observación, y otras de acción, para quienes desean practicar la caza o la pesca.

Los senderos ofrecen paseos inolvidables en la naturaleza, observando los paisajes verdes o la vida animal en su estado natural. También puedes practicar el montañismo y desafiar las enormes alturas de estos imponentes picos.

Los amantes del mountain bike cuentan con senderos que constituyen un verdadero desafío de resistencia, como el sendero Sulayr, 300 kilómetros que puedes recorrer a pie o en 19 tramos en bicicleta; o la Transnevada con 450 kilómetros y 8 tramos.

También puedes disfrutar de los campamentos de verano que cuentan con piscinas y centros recreativos, además de diversas actividades para adultos y niños, como la tirolina infantil o paseos a caballo.

Las vistas más hermosas están en la cima y puedes disfrutarlas desde la telecabina Al Andaluz o la telesilla, una experiencia que no olvidarás, apreciando la inmensidad de las montañas y sus bosques, donde se puede vivir la sensación de libertad que el horizonte infinito ofrece.