Sostenibilidad del turismo IV: Precisiones sobre la política de turismo sostenible
Lunes, 21 Marzo 2011 00:16

 Sostenibilidad del turismo IV: Precisiones sobre la política de turismo sostenible

Mucho se habla sobre la política de desarrollo sostenible del turismo, pero los hechos demuestran que no se ha comprendido muy bien todavía el contenido y el alcance de esta política.

Fiexpo 2024 1250x115
Arapey 1250x115
TSTT-1250x115
Mintur verano 1250x115



por Miguel Ángel Acerenza, desde México

En efecto, la retórica del turismo sostenible contrasta con su aplicación práctica en forma de políticas, estrategias y acciones tendientes a su desarrollo. 

 

Como hemos visto en el artículo anterior, mucho se ha enfatizado en los principios de sostenibilidad en los cuales debe sustentarse, pero en la práctica en muchos países de nuestro continente el turismo sostenible no ha sido integrado todavía a una estrategia nacional de desarrollo sostenible, como se comprometieron los Ministros y Directores de Turismo de los países americanos en su Declaración de San José, en abril de 1997.

No puede decirse que exista en realidad una política de desarrollo sostenible del turismo en todos los países.  Hasta el momento las acciones observadas en muchos de ellos por lo general se han limitado a la consideración de los aspectos ambientales del desarrollo,  convirtiendo al turismo sostenible en un mero “instrumento de política ambiental”, desconociendo que su verdadero propósito es satisfacer las necesidades de los turistas actuales, con sujeción desde luego a los principios que aseguren la sostenibilidad de su desarrollo a largo plazo.  Aspecto este que, por otra parte, tienen que estar plasmado en la ley nacional de turismo entre los principios que deben regir la promoción y desarrollo del turismo a nivel nacional.

Lo interesante es que este enfoque erróneo en cuanto al desarrollo sostenible del turismo se observa también en España.  La investigadora S. Ayuso, en 2002, en su trabajo titulado “Turismo Sostenible: ¿reto o ilusión?”, menciona  que “La mayoría de los instrumentos políticos se concentran en controlar o reducir el impacto ambiental, y en algunos casos, en respetar las señales visibles de la cultura local”, y agrega; “…la realidad nos ofrece un modelo de turismo sostenible muy descompensado por el momento”.

La verdad es que a pesar de todo lo que se ha dicho sobre el turismo sostenible,  no se ha comprendido muy bien todavía el contenido y el alcance de la política que oriente su desarrollo, cuyas directrices y prácticas de gestión, de acuerdo con la OMT, “son aplicables a todas las formas de turismo en todos los destinos, incluidos el turismo de masa y los diversos segmentos turísticos”.  Por lo que es necesario precisar algunos aspectos relacionados con esta política

En primer lugar, se debe tener presente que la política turística está subordinada a los propósitos hacia los cuales apunta el desarrollo del sector, con sujeción a los principios que deben regir la promoción y el desarrollo del turismo, establecidos en la ley nacional de turismo.   El desarrollo del turismo sostenible  por tanto, no es una decisión que tenga que tomar el organismo nacional de turismo, sino un mandato que éste debe cumplir.

Le compete sí a este organismo fijar las pautas a las que deberán ajustarse todas las actividades tendientes al desarrollo del sector para dar cumplimiento a ese mandato, y establecer las directrices que orienten los planes y programas destinados a ese fin por los distintos niveles de gobierno, y del sector privado.

El segundo aspecto a precisar,  es que las directrices para el desarrollo sostenible del turismo deben tener una visión a largo plazo, y que tienen que ser aplicables a todas las formas y modalidades de turismo en el territorio nacional, incluso, al turismo masivo.   Y no como muchos  piensan que es requisito que deben cumplir solo algunas formas de turismo alternativo.

Otro  aspecto importante a considerar, es que la política de desarrollo sostenible del turismo no sólo se tiene que ocupar de establecer lineamientos para el desarrollo futuro del turismo, sino que debe establecer también medidas  específicas para corregir el deterioro causado al medio ambiente por el uso irresponsable de los recursos por parte de un turismo  de alto impacto ambiental, orientado al logro de la máxima rentabilidad económica, sin haber considerado los efectos negativos de su desarrollo.

Es por ello que en toda política de desarrollo sostenible del turismo se deben distinguir dos aspectos  que, aunque  interrelacionados, tienen diferente propósito, a saber: la “política general de desarrollo sostenible del turismo” la cual establece las directrices que regirán el desarrollo del sector, y las “políticas específicas aplicables a las distintas formas de turismo”. En el caso de que existan zonas del territorio que ya hayan sido afectadas por el desarrollo del turismo, se deberán establecer también, políticas específicas para corregir dicho deterioro.

La conjunción de las políticas señaladas, conforman la que denominaremos “política integral de desarrollo sostenible del turismo”  

En el próximo artículo trataremos lo relativo al contenido y el alcance de las políticas turísticas  señaladas.

Portal de América

imagen: blogsdelagente.com

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.