¡Argentinos a las cosTas*...uruguayas!
Jueves, 28 Mayo 2020 20:34

¿Se acuerdan? ¿Se acuerdan?

En la medida que el -para muchos-, sorprendente Luis Lacalle Pou (y sus colaboradores), mantenga esta ruta de aciertos que viene mostrando en este primer trimestre de gobierno (62% de aprobación general y 77% en la gestión por la pandemia), y la haga medianamente sostenible en el futuro inmediato. Que sumemos a ello, la proverbial disposición al elogio, al halago, a casi todo lo nuestro que no tiene ningún empacho en engolar la clase media y alta argentina, y además, con la actual coyuntura que vive el país vecino, están dadas todas las condicionantes para que -quizás como nunca-, se produzca una especie de éxodo selectivo hacia nuestras costas. Ya lo dijimos: la llegada de Susana Giménez hace unos días, marca un punto de inflexión.

CIFFT 1250x115
MINTUR 1250x115
Arapey 1250x115
TSTT-1250x115
SACRAMENTO radisson
SACRAMENTO - proasur

por Sergio Antonio Herrera, desde Salinas, Uruguay

@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Son muchos miles los propietarios argentinos de residencias, no solamente en Punta del Este, también en Montevideo, la costa este, en Colonia. Para la inmensa mayoría, cuando se abra la frontera, bastará con agarrar los autos familiares, juntar las principales cacharpas y cruzar uno de los puentes o venirse en ferry. El resto lo despachan con una empresa o quizás, lo compran aquí.

Es la mejor opción por lejos. Cuando necesiten volver a Buenos Aires, lo pueden hacer en un rato por avión o por ferry directo y si no, vuelven con su propio coche por el puente, las veces que lo deseen o precisen, durante el año.

Debe de haber pocos países más amigables para otorgar la residencia como Uruguay. Ya habría quedado demostrado que basta con iniciar el trámte de residencia para entrar ahora, aún con las fronteras cerradas. Cuando se abran las fronteras, el trámite será el de rutina, sin dramas.

Sería necesario quizás, hacer algunos ajustes complementarios en los programas de historia de los diferentes niveles educativos para los chicos que lleguen con sus familias. Dijimos "ajustes complementarios", o sea, insumos extras para que el desarraigo no sea brutal en ese aspecto, por lo tanto, "defensores a ultranza de la uruguayez al pepe", callaos...

En febrero se había venido Marcos Galperín (Mercado Libre), en mayo se vino la Su, ¿hay alguna duda que "siguen firmas"?.

Ni hablar de economía y finanzas...¿qué les podemos enseñar a los eventuales nuevos residentes?

Y uno de los temas más importantes y que a priori, deberían interesarnos para facilitar al máximo que se produzca esta "invasión", es el turismo. La creatividad, osadía, indiscutible olfato de marketing de los hermanos allende el Plata, es indiscutible. Por tanto, posibilitar que pasen a revistar formalmente en el equipo de "este lado", puede tener resultancias insospechadas.

Deberán estar atentos también Jorge Barrera y José Decurnex para sumar socios, butaquistas y palquistas en el Campeón del Siglo y en el Parque Central. Ya sabemos, los de Boca al aurinegro y los de River repartidos entre ambos (no soy yo, son las estadísticas).

Retornando a la seriedad de este enfoque, Uruguay necesita poblar su territorio. No existen dos pueblos más parecidos en el mundo que los rioplatenses. Los segmentos a los que hacemos referencia de la población argentina, nada tienen en común con sus actuales autoridades, más bien todo lo contrario.

Toda crisis trae oportunidades, esta es una que rompe los ojos.

* El filósofo español José Ortega y Gasset, dijo en una conferencia en la capital porteña a finales de la década del 30 del siglo pasado, ¡argentinos a las cosas!, alentándolos a "dejarse de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”.

Portal de América

 

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.