Seguimos con la trilogía propuesta: Gran Punta del Este (GPE). Parte II, Los paradores
Martes, 16 Febrero 2021 13:42

Seguimos con la trilogía propuesta: Gran Punta del Este (GPE). Parte II, Los paradores

En este mes de febrero del 2021 donde faltan turistas y sobran agua y mosquitos, insisitimos con nuestra idea acerca de generar un gran producto turístico denominado GRAN PUNTA DEL ESTE. Lo estamos haciendo con una trilogía de artículos de 2019, de los que ya, el pasado día 10 volvimos a publicar la parte I, en la que nos ocupábamos de presentar el tema, diferenciar el único producto conocido de "Sol y playa" con los otros posibles allí enumerados y proponer además, acciones relacionadas a la imprescindible conectividad aérea, fluvial y terrestre que necesariamente hay que echar a andar para caminar hacia la tan ansiada y tan poco gestionada, desestacionalización del destino. En esta oportunidad, la idea es abrir la posibilidad de contar con paradores en las playas, unos lugares muy especiales, que "no se parecen a nada" de lo que hay. Esta idea que bien puede catalogarse de utópica, creemos merece al menos el estudio de quienes deciden, aquí compartimos nuevamente entonces, el artículo original publicado, cual regalo de Reyes, el 6 de enero de 2019.

Arapey 1250x115
TSTT-1250x115
Mintur verano 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115


por Sergio Antonio Herrera, desde Punta del Este
@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gran Punta del Este (GPE). Parte II, Los paradores


Como es imposible ponerle ventanales y techo a todo el territorio de lo que denominamos Gran Punta del Este (desde Laguna del Sauce o Solanas hasta José Ignacio), para que, pasado el verano, se pueda seguir ofreciendo un destino turístico atractivo, creemos que deberíamos desarrollar la idea de generar grandes espacios vidriados (se nos representa como ejemplo la estructura exterior del Antel Arena), en lugares estratégicos de la costa y desde ya, con la firme aclaración de que no deben tener punto de contacto con los existentes clubes de playa de los hoteles de lujo. La otra -y quizás principal- aclaración que debemos hacer ya desde el inicio, es que esos paradores de playa, deberán funcionar los doce meses del año. 24 horas desde el 1 de diciembre al 30 de marzo y obligatoriamente como mínimo, desde la mañana del viernes hasta la anoche del domingo, todos los fines de semana del resto del año. Previo estudio de mercado se nos ocurre que debería haber uno por playa y un máximo de dos por cada una. Como estamos hablando de franja costera, el proceso debería comenzar con un llamado a interesados para que liciten y usufructúen por equis cantidad de años. La inversión debe correr por parte del licitante y habrá que determinar cuales serán sus obligaciones tributarias y/o de aporte de canon.

Características generales

Visión - La infrestructura existente en GPE, es a todas luces excesiva para el tan escaso período de demanda que generan los visitantes y provoca, que durante la mayor parte del año, la misma sea improductiva, sumada a un alto costo de mantenimiento y obligaciones tributarias. Por lo tanto la creación de paradores de estas características cambiaría radicalmente la oferta del destino GPE, propiciando la factible estrategia de un plan de marketing de todo el año, basado en un calendario de eventos integral del destino, estructurado por ejemplo, por el recientemente certificado Bureau de Convenciones, más aún si como está proyectado, se transforma también en bureau de visitantes.

Misión - Convertirse en un atractivo del más alto nivel para el más amplio espectro de público objetivo. Cada uno de los paradores y todos, como producto, deben ofrecer la más amplia gama de propuestas en un variado menú de servicios y actividades que abarque los doce meses del año. Deben convertirse en instrumento idóneo para potenciar la infraestructura existente de modo estrictamente complementario y no de abierta competencia. Para mejor entendimiento, vale decir que por ejemplo, no deben ofrecer alojamiento y que para la provisión de servicios al consumidor en las diferentes modalidades, si no son brindados directamente por el gestor, deberán tener prioridad las firmas establecidas en la ciudad.

Condicionantes mínimas de construcción - La más amplia gama de espacios interiores pensados para el ocio, solaz, esparcimiento con el más alto nivel de diseño. Climatización del 100% del edificio. Escenario para espectáculos. Instalaciones de SPA y piscinas interiores y exteriores. Estacionamiento con valet parking.

Servicios - Gastronomía en general. Desde comidas rápidas hasta alta cocina, pasando por especialidaes de mar, parrilla, etc. Bar con las mejores marcas y servicio de chofer designado. Spa, guardería. lockers.

Actividades - Calendario anual de espectáculos y diferentes eventos. Juegos de salón incluyendo competencias. Desfiles de moda; charlas; presentación de grandes marcas.

Playa privada - Como para los eventuales inversores de un hotel de cinco estrellas, el gran atractivo es el casino, para los paradores, debería otorgárseles para usufructuar como servicio diferencial, una franja de playa privada equivalente a una vez y media la cantidad de metros que le provean al frente del edificio construido.

Nota: Cuando los igualadores para abajo y los dictadores de las redes sociales lean esta parte y quieran empezar a reivindicar el derecho humano del disfrute de la playa libremente, les recomendamos revisar el estado actual de propiedad privada del territorio nacional y fundamentalmente, proyectarse al resultado de un nuevo verdadero producto generador de riqueza y empleo de muy buena calidad. Para que el turismo sea de verdad esa industria de proyección transversal que le gusta destacar en sus discursos, principalmente a los funcionarios de gobiernos populistas de cualquier signo, esta actividad debe tener en sus vitrinas "ganchos" por los que los consumidores de gran poder adqusitivo (el gran público objetivo de esta idea) tengan la oportunidad de gastar "a piacere".

Bonus track

Paradores del Uruguay, puede convertirse en un producto a nivel nacional, con sedes en los principales puntos turísticos de la costa atlántica; fluvial y litoral y su administración puede ser uno de los principales cometidos de la esfera municipal.

De nada, faltaba más.

Artículos relacionados

Gran Punta del Este (GPE). Parte I

Gran Punta del Este (GPE). Parte III, Los municipios y los bolsones

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.