Los “All Inclusive”, cruceros en tierra
Domingo, 06 Febrero 2022 15:18

Los “All Inclusive”, cruceros en tierra

Cuando alguien abre su mente a los viajes y el turismo se pone objetivos a cumplir hasta inconscientemente. Nueva York; Madrid; Paris; Londres; el Caribe; Asia y obviamente, cruceros por mares calmos y disfrute All Inclusive son algunos de ellos.

SACRAMENTO - proasur
Arapey 1250x115
TSTT-1250x115
CIFFT 1250x115
MINTUR 1250x115
SACRAMENTO radisson


por Sergio Antonio Herrera, desde Bayahíbe, República Dominicana, @DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los hoteles “Todo incluido” y los megabarcos surcando el Caribe o el Mediterráneo tienen muy pocas diferencias y la más notoria es que mientras unos están firmes y en gran medida a orillas del mar, los otros navegan. Ambos pueden producir mareos, los primeros por exceso de alcohol ingerido y los segundos, solo precisan una tormentita y moverse.

Al principio todo es novedad, disfrute y en algunos casos la convicción del sueño cumplido. El “Dolce far niente” catapulta la autoestima, alimenta el alma y va puliendo costumbres junto al know how gastronómico, artístico y cultural, a la vez que posibilita la práctica de los idiomas aprendidos y el balbuceo de los desconocidos.

Invariablemente nos preguntaremos por la causa que nos motivó a traer la maleta tan repleta de ropa y calzado cuando la mayor parte del tiempo lo pasamos de musculosa, short y chancletas. Pero tendremos la excusa ante nuestra propia conciencia de “diferenciarnos”, de elegante sport, con los “ordinarios” que van a cenar de ojotas y bermudas.

La apreciación y por ende, opinión acerca del sistema del buffet gastronómico ya sea a bordo o en el hotel, invariablemente va decantando progresivamente y pasa inexorablemente del impacto inicial de asombro al hartazgo liso y llano. La noche ofrece revancha y mientras en los cruceros la cena es a la carta en un ámbito elegante y agradable, ese punto de calidad en los hoteles del sistema All Inclusive se da únicamente en los restaurantes temáticos que cubren apenas tres (en casos excepcionales cuatro) noches a la semana.

Las bebidas gaseosas de máquina o el café se tornan paulatinamente rechazables y uno llega a añorar una simple máquina expendedora.

Estas reflexiones son válidas de algún modo, en un medio especializado como es el PDA y de ninguna manera pretenden ser un artículo que desaliente alguno de los dos productos de referencia. Simplemente alcanza con señalar que son publicadas luego de muchos años y experiencias vividas con toda la subjetividad que nos caracteriza.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.