En medio de la pandemia "Webinar & Protocolar", fuimos hasta el desván...
Jueves, 18 Junio 2020 17:40

En medio de la pandemia "Webinar & Protocolar", fuimos hasta el desván...

Si bien en los primeros dos meses de la aparición del "bichito" nos guardamos como correspondía, jamás dejamos de estar visibles y junto al equipo, el trabajo del PDA se multiplicó. O sea, inadvertidos "ni ahí". Pero como ocurre siempre, seguimos siendo apenas "prensa" para quienes están en el podio de la webinarización y de la protocolización por lo tanto, jamás se olvidan de "gacetillear" para que nosotros, piolas como siempre, les demos fama y a algunos les sostengamos los egos y a otros les justifiquemos los salarios, a través del singular PDA y sus característicos efluvios. Quizás, por los efectos del Covid-19 y que en algunos momentos por edad, antecedentes patológicos y además, ser "población de riesgo" hecha y derecha, en este casi durante y futuro después, se nos haya multiplicado el frontalismo y las pocas pulgas.

A causa de ello, seleccionamos bastante a quien ver y escuchar y nos decantamos por nombres y apellidos que de antemano, sabemos que nos aportan. Por ello, aún nos sobra algún dedo de una mano al contabilizar nuestra asistencia a estos eventos vía Zoom. Eso sí, vemos azorados la enorme cantidad de nuevos nombres y apellidos que "ahora", nos enseñan lo que debemos hacer en turismo, mientras a nuestra generación "la tapan con diarios". Pero hay excepciones, siempre hay excepciones. Como aún no está confirmado no decimos cuando ni quienes (apenas nos preguntaron si teníamos una fecha disponible), nos estarían invitando para dentro de unos cuantos días a webinarear nosotros (les dijimos que estaban locos, pero, respondieron ja ja ja).

Y esta mañana, la primera vez que ingresamos al ciclo de la Camtur (de paso, muy bien moderado por Teresa Russi, con valioso aporte de Marina Cantera), como jamás dejaremos de "ser" agentes de viajes, quisimos ver a Carlos Pera y Fernando Cambón y justamente éste último en primera instancia nos citó por aquello tan reiterado por nosotros de "Vida de champagne y salario de cerveza", pero más adelante, al hablar del diseño de producto, tuvo la generosidad de mencionarnos nuevamente. Es por ello que, cumpliendo con lo prometido en el propio chat del Webinar, nos pusimos a buscar determinado material que anunciamos, relacionado con el turismo interno, esta etapa que se viene (obligado cualquiera pelea, me gustaría ver que va a pasar cuando se abran las fronteras) y de la que tan poco se sabe en Uruguay. No creemos que alguien se haya tomado el trabajo de pensar lo elemental acerca de esta modalidad o lo que es peor: ¿alguien se habrá preguntado la causa por la cual NUNCA funcionó en nuestro país a nivel de agencias de viajes, ni el turismo nacional o interno o el turismo social?. Bueno, aunque nadie nos lo pidió y quizás, apenas para incomodar, vamos a compartir un artículo publicado el domingo, 12 Agosto de 2007, a las 21:54, en el Portal del Uruguay.

Arapey 1250x115
TSTT-1250x115
SACRAMENTO radisson
SACRAMENTO - proasur
Fiexpo 2024 1250x115
CIFFT 1250x115
Mintur verano 1250x115

Aún a riesgo de ser reiterativos, vamos de nuevo con turismo nacional.

MVD 13 AGO 07 PDU

Si a alguno de ustedes este título les resulta familiar y el texto que sigue, tienen la impresión de haberlo leído, no están equivocados.

En el año y poco que llevamos de vida, es esta la tercera vez que publicamos este trabajo. Es nuestra sugerencia sobre como se debe proyectar el Plan de Turismo Nacional. Sin una base de este tipo, es muy difícil que prosperen otros modos de operación del turismo interno, por ejemplo, el turismo social. Hasta ahora, al parecer, este rubro, como el Director Técnico, el Plan de Márquetin y muchos más, son molinos de viento...

TURISMO NACIONAL, se puede y se debe hacer

Es un rubro que a simple vista, engaña; parece todo muy simple… no lo es. La operación individual es muy dificultosa y la colectiva no tiene casi continuidad. El centralismo histórico de Montevideo hizo que siempre se diagramasen la casi totalidad de los paquetes con inicio y fin en la capital; siempre tuvimos la impresión de que en el turismo nacional, el tránsito era de una sola mano... Teniendo en cuenta la pequeñez del mercado interno, se hace muy difícil para cualquier operador, estructurar un calendario de excursiones colectivas; con las condicionantes actuales, es prácticamente imposible lograrlo.

Pero si bien es difícil, para nada es imposible; se ha mejorado muchísimo en comunicaciones y en infraestructura: a partir de estos dos datos de la realidad, se facilita la tarea. La sugerencia para la definición del producto es, planificar por un lado, un sistema con cabecera en la capital, exclusivo para el mercado metropolitano y otro, para el resto del territorio, basado en módulos regionales. Como todo sistema operativo de turismo, se compondría por dos sectores: el receptivo y el emisivo. Veamos en primera instancia el receptivo, conformado por los destinos, llamados de aquí en adelante, subproductos.

Sector receptivo. Compuesto por todos los puntos con atractivos; en algunos casos, conformarán subproductos individuales y en otros, combinados o regionales; son los siguientes:

- Montevideo

- Costa de Oro

- Piriápolis

- Punta del Este

- Piriápolis y Punta del Este

- Piriápolis y Sierras de Minas

- Sierras de Minas

- Sierras de Minas, Treinta y Tres y Cerro Largo

- Rocha

- San José y Colonia

- Colonia

- Flores, Soriano y Río Negro

- Paysandú

- Salto

- Paysandú y Salto

- Salto y Artigas

- Florida y Durazno

- Durazno y Tacuarembó

- Tacuarembó

- Tacuarembó y Rivera

- Rivera

Sector emisivo. El agrupamiento de las plazas por vecindad y aprovechamiento de rutas nacionales.

- Área metropolitana

- Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano y Flores.

- Colonia y San José (no metropolitano)

- Rivera, Tacuarembó, Durazno y Florida

- Cerro Largo, Treinta y Tres , Lavalleja y Canelones (no metropolitano)

- Rocha y Maldonado.

Operación de individuales.

Se deben diseñar paquetes a los diferentes destinos, variando las cabeceras, de acuerdo a cada sector emisivo. Como es de uso y costumbre en el turismo universal, los mismos deben contar como mínimo con:

- Transporte de línea ida y vuelta.

- Traslados de llegada y salida

- Alojamiento

En cada destino, de acuerdo a la infraestructura receptiva y a los atractivos turísticos, se incluirán los servicios que correspondan y sean factibles de operar. Deberá funcionar un sistema centralizador de reservas a efectos de consolidar pasajeros de distintos puntos de origen dentro del mismo sector o región emisiva, con similares servicios e idénticas fechas. Por ejemplo: el mismo día, parten de Florida dos pasajeros y de Durazno otros dos; los cuatro, tienen como destino Rivera y eligieron el mismo paquete. Debe buscarse que utilicen el mismo servicio de transporte, lleguen juntos, y de esa forma, se les pueda brindar el servicio receptivo con una sola unidad, abaratando costos. Del mismo modo, al centralizar el movimiento, puede darse perfecta y asiduamente, el caso, que para determinadas fechas, sobremanera los fines de semana, se conformen grupos espontáneamente, es decir, por la simple acumulación de pasajeros que elijan el mismo paquete, con salida el mismo día. En estos caso, automáticamente, se pasa de servicio individual al colectivo, con ómnibus exclusivo, guía acompañante, etc.; de esta forma, además de la reducción de costos, se mejora sensiblemente el servicio. La operación debe realizarse con prestadores de servicios integrados al sistema, registrados en el Ministerio de Turismo y Deporte, con convenios tarifarios firmes y condiciones claras y reglamentadas.

Operación de servicios colectivos.

Debe estructurarse por parte de la Central Operativa, un calendario de salidas para todo el año para el sector emisivo. La referida Central debería propiciar el cumplimiento de dicho calendario interviniendo cuando sea necesario, especialmente cuando no se llegue a los mínimos operativos exigibles. La programación que se estructure debe funcionar como una especie de soporte para que no ocurra lo que tantas veces ha sucedido, esto es: que haya períodos en que no existe ni una sola oferta de salida colectiva en turismo nacional.

Los protagonistas.

Este plan debe estructurarse, desde el inicio, por la Central Operativa dependiente del Ministerio de Turismo y Deportes en acuerdo y plena cooperación con la actividad privada. Debe efectuarse un llamado a inscripción de los distintos operadores y prestadores interesados en participar y, de esa forma diagramar por área de servicios el funcionamiento ideal. Todos deberán registrarse y convenir con la Central Operativa las condiciones básicas de comercialización y de operatividad. Algunos ejemplos:

-Hoteles; complejos; estancias turísticas; camping y todo establecimiento apto para brindar alojamiento. En este rubro, se debería aplicar un criterio amplio en lo referido a la elección del establecimiento a utilizar en los casos en que la oferta sea variada. Para los paquetes individuales, la elección correrá por exclusiva cuenta del usuario y, en los colectivos, la que se constituya en la mejor oferta comparativa.

-Transporte. Para los individuales, la oferta existente; para los colectivos, una vez hecho el registro, el sistema de utilización debería funcionar como pool, con orden rotativo.

-Comidas. Tanto en lo referido a restaurantes, hoteles, complejos, etc., debe estructurarse un menú turístico con la mayor flexibilidad posible en la oferta, a efectos de integrarlos a los paquetes que incluyan este servicio.

-Servicios receptivos y operación de tours regionales. En las localidades que existan empresas dedicadas a tales efectos, absoluta prioridad y utilización de un sistema de negociación previa o de utilización rotativa. En los lugares que no hayan empresas de este tipo, se hará necesario convenir la prestación de estos servicios con quienes puedan reunir las condicionantes mínimas como por ejemplo: particulares; empresas de transporte; taxis o remises; el establecimiento hotelero o similar a utilizar, etc.

El espíritu del plan. El objetivo de implementarlo es el de establecer un marco operativo que se convierta en referencia y a la vez, en garantía de que existirá oferta satisfactoria toda vez que se produzca la demanda. De modo alguno funcionará en forma excluyente; las empresas que no deseen ceñirse a este plan y deseen participar en el mercado del turismo nacional en forma independiente, podrán continuar haciéndolo como hasta ahora.

El aprovechamiento del plan. Una vez estructurado y en funcionamiento, habrá de constituirse en elemento hábil y apto para ser incluido en tarifarios receptivos locales para ser difundidos en el exterior y, por supuesto, como soporte operativo ideal para la implementación del plan de Turismo Social. Si tenemos en cuenta que el turismo es una actividad de óptima distribución del ingreso, la posibilidad de operarlo con regularidad, en forma permanente y con una buena organización, podría convertirla en elemento de gran influencia en la economía de las ciudades del interior del país.

 

Link al artículo original: Aún a riesgo de ser reiterativos, vamos de nuevo con turismo nacional


Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.