Con la calculadora en mano
Lunes, 27 Octubre 2014 10:47

Con la calculadora en mano
Los uruguayos estamos acostumbrados a vivir con la calculadora en la mano: para pagar las cuentas, con los resultados del fútbol, y por qué no, también con los resultados electorales.
Fiexpo 2024 1250x115
Mintur verano 1250x115
CIFFT 1250x115
TSTT-1250x115
Arapey 1250x115

por Eliseo Sequeira, desde Montevideo

Con algo más del 95% de los votos escrutados en primera vuelta, los cocientes dan que el Frente Amplio tendría 15 de los 30 Senadores (el Presidente de la Cámara es el Nº 31 y a la vez Vicepresidente de la República). Pero los resultados para la Cámara de Representantes tendrá que esperar al segundo escrutinio, y allí están en duda por lo menos dos escaños.

Los resultados de dos de las tres encuestadoras que realizaron tareas "boca de urna" estuvieron estadísticamente correctas, señal que el muestreo realizado fue representativo.

Se decía antes de las elecciones que las tendencias mostraban una baja en Montevideo y Canelones, y estabilidad en el resto del país. Los resultados están mostrando que esa "estabilidad" no fue tal y que en muchos departamentos el Frente creció. Y ese crecimiento redundó en que hubiese una compensación.

¿Las razones? En esto los uruguayos somos especialistas, todos opinamos, unos razonando, aplicando la información que disponemos y creemos válida, y otros en base a las opiniones que le llegan de diversa fuente, optando por la que más se adapta a su realidad.

En lo personal, creo que los argumentos esgrimidos por el Partido Colorado y Partido Nacional, inseguridad, educación, ANCAP, Pluna y ASSE, fueron más efectivos en la Zona Metropolitana que en el resto del país. Y esta no es una lectura menor. Si se toma como válida, habrá que estudiar detalladamente cuáles son los problemas en cada lugar, y actuar en consecuencia. No sirve continuar con el actual centralismo, a pesar que todos hablan de "descentralización", pero casos efectivos hayan pocos.

El argumento esgrimido por el Partido Independiente caló más hondo, y ello les dio un importante crecimiento al punto que estarían logrando un senador. Y éste no es un detalle menor, pues significa que hay todavía un sector de la población que considera que en una Democracia debe haber diálogo y respeto mutuo, y no imposiciones "porque tengo el poder".

Y no se debe dejar de señalar el crecimiento de otros partidos y la posibilidad de que obtengan una banca de diputados. Ello muestra a las claras que los descontentos por los avasallamientos ya no vuelven atrás. Votan a quien no haya hecho uso y abuso del poder.

De mantenerse estos resultados, la segunda vuelta sería sólo una formalidad. Pero el año próximo son las elecciones departamentales, y allí los argumentos a esgrimir serán otros

El pueblo laudó, y el "ruido" se ha transformado en protesta cívica.

En los gobernantes que finalmente resulten electos está en saber oir, interpretar y actuar. Serán cinco años de trajinar. Esperemos que finalmente en la Cámara de Representantes nadie logre mayoría. Por lo menos en una de las Cámaras, las "manos de yeso" ya no mandarán...

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.