Yanina Martínez sin fundamentos para declarar
Domingo, 17 Octubre 2021 11:31

Yanina Martínez sin fundamentos para declarar

El turismo va a ser el medio que reactive la economía en todos los rincones del mundo”, luego dijo “Sobre la reapertura de fronteras y la cantidad de turistas que buscan viajar expresó que “hay una seguridad en los viajeros y viajeras por recorrer y un deseo, unas ganas contenidas de disfrutar”. “Es un momento en donde el turismo va a tener un rol muy importante que es levantar el ánimo y el orgullo de las personas”, tales partes de las declaraciones de la Secretaria de Turismo de la Nacion, hechas al medio “El Diario de Viaje” y reproducidas en el PDA.

Arapey 1250x115
CIFFT 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115
Mintur verano 1250x115
TSTT-1250x115

por Luis Alejandro Rizzi, desde Buenos Aires,   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @007Rizzi

Si tuviéramos que ponderar el nivel de idoneidad de la funcionaria por sus declaraciones, la calificación sería insuficiente. Debemos decir que, si bien las declaraciones de este tipo son sintéticas, deben contener un mínimo de sustento.

El turismo más que una suerte de terapia para levantar el ánimo y el orgullo, es un medio para ociar, para lograr placer del ánimo. Más bien, el turismo, como lo hemos expuesto más de una vez en este PDA, es una consecuencia de una determinada posición económica.

El turismo es como “servicio”, una actividad económica y comercial, que tiene un costo mínimo y queda limitada a la capacidad de pago de la gente. Siguiendo las líneas más racionales de las escuelas económicas, el precio fija los costos y en el caso de la Argentina, esa capacidad de pago es muy reducida. Veamos lo que nos dice el Instituto de Estadísticas y Censos, el INDEC.

En la encuesta de ingresos que publica el INDEC, los datos correspondientes al segundo trimestre-último publicado- merecen el siguiente comentario que he copiado: “Respecto a la población ocupada, se registró un ingreso promedio de $ 44.809 y un ingreso mediano de $ 35.000, equivalente al límite superior de ingresos del decil 5, bajo el cual se sitúan el 50% de las personas ocupadas. El ingreso promedio de los primeros cuatro deciles de la población, ordenada según ingreso de la ocupación principal, fue de $ 15.737. El ingreso promedio del estrato medio (deciles del 5 al 8) fue de $ 43.785, mientras que el ingreso de los deciles 9 y 10 equivale a $ 105.071. Respecto a la población asalariada, se registraron 8.542.612 personas con ingreso promedio de $ 47.232. El ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de $ 57.443 (+45,4% interanual), mientras que, en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivale a $ 24.225 (+41,3% interanual).”

Aclaramos, el tipo de cambio con relación al dólar, lo redondeamos en $ 100 en el mercado oficial y 185 en el “libre”.

Refiriéndonos a nuestro país vemos que ante esta realidad, el turismo queda reducido a un segmento mínimo de la población. Revisando la escala del ingreso total familiar, recién en el décimo decil, 909.962 hogares que corresponden a 3.294.341 de personas, el ingreso promedio es de $ 245.743.

En la pirámide de Maslow, el turismo aparecería recién en el tercer nivel, dado que conforma una necesidad humana que es posterior a las más básicas de alimento y suelo y a las inmediatas siguientes de habitación y empleo estable.

Lo que ignora Yanina Martinez es que la “necesidad” del turismo cuando se permanece en los dos primeros escalones de Maslow, más bien podría ser una frustración y causa de desánimo y de pérdida del orgullo, exactamente lo opuesto a lo que declaró con irresponsable alegría.

No niego la importancia del turismo en la economía de los países, para países como España en Europa y Uruguay en nuestra América del sur, el ingreso de personas es igual o superior a la población estable, en España ingresaban al año un promedio de 65 millones de turistas y en Uruguay más de tres, siempre tomando en cuenta las cifras oficiales.

En Argentina el número máximo de turistas ingresados se registró en 2014 con un total de 5.930.644 y el egreso máximo fue en 2015 con un total de 7.806.870 personas, a los países limítrofes viajaron 5.904.863 personas.

En el año 2015 el gasto del turismo receptivo fue de u$s 4.219,5 M y el gasto del emisivo fue de 5.619,7 M. (estos datos los tomamos de “dos siglos de economía argentina”, Orlando Ferreres, director, Ed. Fundación Norte y Sur)

El turismo internacional es negativo para el país ya que es causa de salida de divisas, debido fundamentalmente a que se utiliza el tipo de cambio como moderador de precios locales, con lo cual siempre nuestra moneda está falsamente apreciada. Dicho de otro modo, parte del endeudamiento se usa para financiar el turismo emisivo.

Para ir cerrando, es muy difícil, diría imposible, poder diseñar políticas para nuestro turismo y transporte aéreo, en una economía que carece de moneda y que además no tiene un solo signo de previsibilidad, a tal punto que incluso para el turismo local es casi imposible conocer precios para los próximos meses de febrero en adelante, o se ofrecen en dólares, debiendo asumir el cliente el riesgo cambiario.

Diría que el crecimiento del turismo y su impulso a la economía no es causa de desarrollo, sino más bien consecuencia de un mínimo y aceptable nivel de vida. Veamos que en España, los mayores proveedores de viajeros son los países más desarrollados, Alemania, Reino Unido y EE.UU.

La caída del turismo impactó e impactará negativamente en las economías, pero su recuperación dependerá del crecimiento económico, no será causa, sino efecto.

Días pasados me comentaban algunos prestadores locales de servicios turísticos que debían afinar su marketing para lograr mayores ingresos, a los que les respondí, si, pero para disputar ese segmento de no más del 10% de la población, teniendo en cuenta que de ese 10%, quizás la mitad tenga pensado viajar al exterior.

Por su parte Aerolíneas Argentinas, según recogió Aviacion News en su edición del pasado 7 de octubre, estará “…poniendo una buena cantidad de vuelos desde Brasil, Chile, Colombia y Perú, por ejemplo, porque son mercados que siempre están dispuestos a visitar la Argentina. El turismo receptivo es fundamental para la economía del país: crea nuevos puestos de trabajo y aporta una cuota importante de las divisas que el país tanto necesita”, según su presidente Pablo Ceriani.”

También mantiene vuelos con destinos turísticos netamente emisivos, tales como Cancún, Punta Cana y Miami, con estos vuelos se mantienen puestos de trabajo y se facilita la salida de divisas.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.