No exigir cuarentena a quienes ingresen vía aérea a Uruguay. Ponemos el gato encima de la mesa...
Miércoles, 11 Noviembre 2020 18:29

No exigir cuarentena a quienes ingresen vía aérea a Uruguay. Ponemos el gato encima de la mesa...

La dinámica del análisis del turismo en pandemia, nos va dejando enseñanzas cotidianamente. La más reciente es confirmatoria de una idea editorial que nos acompaña desde siempre: lo único permanente son los cambios. El anclaje empedernido de sostener el "yo dije", lleva invariablemente a quedarse enredado en la maraña del tiempo y negarse a evolucionar. Estuvimos en la primera fila del aplauso el jueves 22 de octubre pasado, cuando el Presidente Lacalle Pou "adelantó" el cierre de fronteras y del mismo modo, cuando al día siguiente en rueda de prensa y posteriormente, en un acertado video (aceptamos y respetamos posiciones discordantes que nos hicieron llegar al respecto), el Ministro Cardoso expresó su dolor por verse obligado a dar la versión oficial del cierre de fronteras al turismo. Cada día de la actual pandemia debe tener la equivalencia a una semana de la era AC (antes del Covid), o al menos así lo parece, así nos lo denuncia el organismo y nos lo recuerda cuando nos dormimos mientras nuestra cabeza "viaja" cada noche, en dirección a la almohada. Será por ello entonces que habiendo pasado tan pocos días del 22 y 23 del mes pasado, a nosotros nos pasa que estamos amaneciendo hace un par de días/semanas, con una idea mucho más proclive a la reapertura. ¿la causa?, trataremos de compartir la reflexión y nótese que no dijimos "trataremos de explicarla".

Arapey 1250x115
SACRAMENTO radisson
TSTT-1250x115
CIFFT 1250x115
Mintur verano 1250x115
SACRAMENTO - proasur
Fiexpo 2024 1250x115

 

por Sergio Antonio Herrera, desde Salinas, Uruguay
@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La alarma

Sonó el pasado viernes 6 del corriente, entrevistando al Presidente de Hoteleros de Chile Andrés Fuenzalida Calvo. Este Ingeniero trasandino con muchos años de actuación en la rama de la hospitalidad, con gran conocimiento del turismo de su país, en determinado momento del jugoso diálogo sostenido para PDA Radio, nos dijo: "Si tu piensas que vas a convivir dos años más con este bicharraco dando vueltas, ¿el camino será seguir permanentemente cerrado?".

Mentalmente, "al toque", comenzamos a respondernos íntimamemnte de modo negativo. La penosa dicotomía salud-economía se nos representaba caduca, y comenzamos a sorprendernos fantaseando en la misma línea con la que siguió reflexionando en línea Fuenzalida, o sea, extremando los controles, el cuidado, aplicando toda la ayuda tecnológica en detección, seguimiento, pero fundamentalmente en la prevención, que al decir de Lacalle Pou, hay que hacer con la "vacuna" disponible en la actualidad: uso irrestricto de mascarilla, distancia física sostenida y constante lavado de manos con agua y jabón o sustituido con alcohol en gel.

No hacer la estrategia del avestruz

Pensamos que hay un partido que ya está jugado. No sabemos si de modo inteligente, estratégico, o casual, no importa, lo seguro es que Lacalle/Cardoso entre el 22 y el 23 de octubre "desviaron" el malón, el grueso, la masa que tenía como objetivo desplazarse desde nuestra propia región a la "tierra prometida", a la República Oriental del Uruguay. Quienes son viajeros frecuentes como los que veranean cada año, saben que deben reservar en alta temporada con suficiente antelación y en ese momento supieron que "no se puede ir a Uruguay porque cerró sus fronteras".

Pero en el interín, además del anuncio de repercusión global de la vacuna de Pfizer y el sorpendente 90% de eficacia, en los primeros días de noviembre, se llevó a cabo en Tacuarembó una visita al hospital departamental donde se realizó el desarrollo piloto de la técnica LAMP. En la ocasión estuvieron presentes e hicieron uso de la palabra el rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arim; el director del Instituto Pasteur de Montevideo (IP), Carlos Batthyány; y los investigadores Laura Romanelli y Gustavo Salinas. Carlos Batthyány resaltó la importancia de presentar la técnica LAMP en el Hospital de Tacuarembó que es un método mucho más rápido, cuyo resultado se obtiene en 45 minutos. El resultado «se puede leer a simple vista, es un método casi tan sensible como el de RT PCR, y es 100% específico, es decir, no da falsos positivos». No requiere de cambios rápidos de temperatura, por lo tanto «no requiere de un equipamiento muy costoso» como el equipo de RT PCR que cuesta unos 100.000 dólares. El test LAMP tampoco «requiere de especialistas en biología molecular», sino que puede ser realizado por los técnicos de los laboratorios clínicos de todos los hospitales departamentales del país.

Por lo tanto, si a esto le sumamos que luego de la reactivación de la operación en el Aeropuerto de Carrasco, el protocolo que se aplica allí demostró una eficacia del 99.95% en los pasajeros arribados y acreditó un resultado negativo al test PCR, y apenas el 0,05 fue detectado positivo, estamos viendo que el alto grado de efectividad de las medidas aplicadas, ofrece aún mayores certezas acerca de la seguridad del transporte aéreo aún en pandemia.

Hay un mercado "cautivo" que si no es contemplado, puede ser además, demandante. Hablamos obviamente de la inmensa cantidad de propietarios en Uruguay, residentes en países vecinos.

No solamente estamos hablando de visitantes eventuales que "mueven la aguja" en este destino y traen divisas, sino que hablamos de gente con derecho adquirido por el simple hecho de haber invertido en el país. Los mencionados tienen derechos pero también obligaciones. ¿Entenderán que es exigible el pago de tributos y demás obligaciones si no pueden acceder a sus derechos?.

También hay decenas de miles de uruguayos residentes en el exterior que llegan para estas fechas, ¿qué hacemos con ellos?.

Cuando aplaudimos a Lacalle y a Cardoso por pensar en la salud de todos nosotros, ratificamos también nuestro reconocimiento tácito al GACH, que nos ha guiado con maestría a gozar del status sanitario que hoy tenemos.

Seguimos aprobando la libertad responsable, lo mismo que el "aprete de clavijas" a quienes ignoren los protocolos y no cumplan con las medidas preventivas requeridas.

A la vez, vamos entendiendo a cada hora que pasa que a la nueva normalidad hay que comenzar a plantarle cara y no quedarnos en la estrategia del avestruz con variantes, escondiendo la cabeza en la arena...

Hay 85 mil compatriotas en seguro de paro, la derrama de divisas que generarían propietarios y la diáspora, generaría un cambio importante en la estadística.

¿Que saldríamos de la zona de confort que tanto nos ha enorgullecido?, existe ese riesgo pero el de la afectación de la economía en grado superlativo, no sería riesgo sino certeza.

Ponemos el gato encima de la mesa...

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.