Los Boeing 737 MAX y el vil metal
Lunes, 08 Enero 2024 15:49

Los Boeing 737 MAX y el vil metal Youtube

A partir de octubre de 2021 cuando volvimos a volar luego de la pandemia, incumplimos nuestra promesa de no volver a subir a un MAX de Boeing. En esa oportunidad fuimos a Colombia y a los dos meses viajamos a Estados Unidos partiendo en ambas instancias desde Carrasco en uno de ellos. En 2022 y 2023 seguimos utilizándolos. Hace un rato nos sorprendimos prometiéndonos mentalmente que de aquí en más, luego de la puerta volada del MAX de Alaska Airlines íbamos a renunciar a transportarnos nuevamente en estos aviones. A los pocos minutos pensamos en escribir este artículo y ya, desde el comienzo, sabemos que una vez más incumpliremos lo prometido, porque...no tenemos opción. Uruguay queda muy lejos del mundo, tenemos una conectividad aérea insuficiente y hay dos posibilidades: o dejamos de volar o lo hacemos en lo que hay, así de simple.

Mintur verano 1250x115
Arapey 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115
CIFFT 1250x115
TSTT-1250x115

por Sergio Antonio Herrera, desde Punta del Este
@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Por responsabilidad editorial estamos intentando de modo continuo acceder a información acerca de esta nueva etapa de malas noticias acerca de los mencionados productos de Boeing.

Estamos también en comunicación permanente con nuestros asesores en materia aeronáutica.

Pero también seguimos impactados con el incidente de Alaska Airlines y sobremanera, con la nueva realidad que dimos cuenta en esta misma jornada, sañalando que no era tan fáci inspeccionar y hacer retornar los 737-900 de forma inmediata, los mismos siguen parados.

Cuando todos quienes pertenecemos al sector, en el mundo entero, venimos entrenados -desde siempre-, a pregonar que el aéreo es el más seguro de los medios de transporte, no podemos dejar de ver el tema MAX como un antes y un después de esa convicción.

Va a ser muy difícil (directamente imposible) que de la noche a la mañana dejen de volar cientos de Boeing MAX construidos hace relativamente muy poco tiempo. Estamos hablando de aparatos que su costo supera los cien millones de dólares por unidad.

¿Qué armador por más Boeing que sea va a asumir el costo de discontinuar el proyecto?. Hablamos de un mínimo de perjuicios de 40 mil millones de dólares, sin contar lucro cesante, daños y perjuicios y todos los etcéteras que se le quieran adicionar.

Si no hablásemos de Boeing y de los Estados Unidos seguramente ya estaríamos presuponiendo quiebra, así de grave vemos el panorama.

¿Qué es lo que se viene?

Especulaciones; comunicados; análisis neutros y de los otros; fake news; desmentidos; los CEO´s de las aerolíneas afectadas enfrentando micrófonos con la guitarra en sus manos y en algún momento, los 171 aviones "parados" volviendo a volar y el comunicado de la Santa Sede eeee, perdón, de la FAA, afirmando nuevamente que se han superado todas las pruebas y que los resultados indican que es seguro que los MAX sigan en servicio.

Y nosotros, y todos quienes deban seguir volando porque no hay otra, volveremos a embarcarnos en los MAX.

Y cuando nos toque pregonar que el transporte aéreo es el más seguro del mundo, invariablemente nos sonará la alarma interna MAX! MAX! MAX!

Hasta el próximo incidente, en el mejor de los casos.

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.