El sector del transporte ferroviario español continúa arrebatando viajeros al avión. El aumento de la demanda de la alta velocidad de Renfe, unido a la contundente llegada de Ouigo e Iryo tras el proceso de liberalización sigue acrecentando la cuota del tren frente al transporte aéreo en algunos corredores de corto radio.

Renfe estrenará sus servicios próximamente en Francia con precios que partirán desde los 29 euros en la línea de Madrid a Marsella y desde los 19 euros en la que unirá Barcelona con Lyon, rebajando hasta los 9 euros los trayectos que unirán las ciudades francesas.