Boeing podría comprar Spirit AeroSystems para tener un mejor control de la producción
Jueves, 07 Marzo 2024 08:26

Boeing podría comprar Spirit AeroSystems para tener un mejor control de la producción

El fabricante estadounidense Boeing y la empresa de aeroestructuras Spirit AeroSystems, que es proveedor de la primera, aceptaron estar en pláticas para una posible compra de la empresa por parte de Boeing e integrarla nuevamente a la empresa de donde salió en 2005, año en que fue vendida a la empresa de fondos de inversión Onex Corporation. La intención de Boeing es tener un mejor control de los procesos y calidad de Spirit en la fabricación de partes, sobre todo fuselajes de la familia Boeing 737, con los que se han tenido en años recientes muchos problemas de calidad.

Arapey 1250x115
SACRAMENTO - proasur
SACRAMENTO radisson
TSTT-1250x115
Mintur verano 1250x115
Fiexpo 2024 1250x115
CIFFT 1250x115

El Inicio de Spirit

Hay que recordar que lo que hoy es Spirit AeroSystems era la planta de Wichita de Boeing Commercial Aircraft, en su origen fue fundada como Stearman Aircraft en 1927 y luego adquirida por United Aircraft and Transport Corporation, que en 1934 se dividió en Boeing, United Technologies y United Airlines, y a lo largo de los años fabricó partes, fuselajes y estructuras, primero para aviones militares y posteriormente aviones comerciales y ejecutivos de Boeing y otros fabricantes, incluyendo a Airbus y Bombardier. Boeing la vendió en 2005 a Onex Corporation que la renombró como Spirit AeroSystems y expandió las operaciones adquiriendo los negocios de aeroestructuras de BAE Systems en 2006 y de Bombardier Aviation en Irlanda y Marruecos.

Pero, aunque las empresas expresaron que es real el interés de Boeing por comprar lo que alguna vez fue una de sus divisiones, no hay garantías de que se llegue a algún acuerdo. Aunque Spirit no hizo mayor pronunciación al respecto, Boeing sí emitió un comunicado en donde dice que:

Estamos trabajando de cerca con Spirit AeroSystems y su administración para fortalecer la calidad de los aviones comerciales que construimos juntos. Pensamos que la reintegración de las operaciones de manufactura de Boeing y Spirit AeroSystems fortalecerá la seguridad en la aviación, mejorará la calidad y servirá a los intereses de nuestros clientes, empleados y accionistas”.

La noticia no es una sorpresa luego de tantos problemas de calidad que han tenido recientemente con Boeing, lo que sumado a los propios errores de Boeing dieron por resultado la detención de entregas del 737 y 787 en tiempos recientes, así como la puesta en tierra del MAX 9 luego del incidente del avión de Alaska Airlines que perdió en vuelo el tapón la puerta de salida de emergencia, generando una despresurización que afortunadamente no pasó a mayores.

La compra de Spirit, por supuesto, no garantiza por sí misma que se resolverán los problemas, aunque en matemáticas multiplicar dos números negativos dan un positivo, en negocios esto no es necesariamente correcto. De hecho, los analistas estiman que, aunque a largo plazo puede ser benéfico para Boeing al tener un mejor control de las estructuras que se fabrican para sus productos, a corto plazo agregará problemas internos a la empresa.

Uno de los problemas a resolver para que se diera la fusión, es que Spirit es proveedor de Airbus y otros fabricantes, por lo que es probable que las divisiones que atienden a otros clientes no quedaran en las manos de Boeing, porque sobre todo Airbus no va a querer que Boeing conozca detalles de su ingeniería y producción. Y, además, si Airbus compra la parte de Spirit que le provee partes, tendrá una huella de producción en EE.UU., más grande, con los beneficios consecuentes.

Así que la moneda está en el aire, aunque hay interés por parte de Boeing no será un proceso sencillo ni habrá una solución mágica a corto plazo para los problemas que se tienen. De hecho, Boeing deberá invertir una gran cantidad de recursos en la empresa antes de ver resultados positivos.

Portal de América - Fuente: Transponder 1200

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.