¿El MAX volverá a volar?
Martes, 05 Noviembre 2019 13:25

¿El MAX volverá a volar?

Hace apenas unos días se cumplió un año del accidente del Max de Lion Air en Indonesia, a los pocos meses tuvimos un segundo accidente esta vez en África, entonces el pasado 12 de marzo  escribí Boeing 737 MAX: accidente aéreo/crisis empresarial ,  analizando la similtud en ambos accidentes y el futuro incierto que tenía este avión en la industria y como afectaría a la industria a nivel global.

SACRAMENTO radisson
Mintur verano 1250x115
TSTT-1250x115
Fiexpo 2024 1250x115
SACRAMENTO - proasur
CIFFT 1250x115
Arapey 1250x115

por Fernando Zás, desde Parque del Plata, Uruguay

Lamentablemente he tenido razón en muchas apreciaciones, ya han pasado casi 9 meses que la flota de MAX está en tierra, los aviones fabricados sin entregar, las empresas perdiendo mucho dinero por no poder implementar nuevas rutas, o frecuencias, y por los costos de su inversión improductiva.

El 3 de noviembre, el corresponsal de EL PAIS DE Madrid en New York , publicó  BOEING SE CONVIERTE EN SU MAYOR ENEMIGO,  allí expresa que la crisis que BOEING suponía estaría finalizada en 3 meses ya lleva 9 meses y no creen se solucione hasta el 2020.

Cada vez el mundo financiero y el técnico están más en contra de este modelo de avión, los inversores no ven un final cercano y los técnicos no encuentran una solución fácil.

Recordemos que el causante de ambos accidentes fue el MCAS o sistema de aumento de las características de maniobra…un sistema instalado en el MAX para emular las características de vuelo de los Boeing 737 NG, permitiendo a la BOEING, evitar la certificación de un nuevo tipo de avión, ahorrando tiempo y dinero y llegar a competir con el AIRBUS NEO.

Pero además, omitiendo en los manuales y en el entrenamiento, la existencia de un sistema que comandaba el avión sin que el piloto lo supiera.

Pero volvamos a lo financiero, que básicamente mueve a la industria, los últimos resultados financieros de la BOEING Co. Muestran que sus ingresos en el tercer  trimestre del 2019 cayeron un 23% o sea unos 19.340 millones de dólares lo que redujo sus beneficios en 1170 millones de dólares, la mitad de lo que ganó en el mismo período de 2018. Los costos se han disparado y eso provoca un flujo de caja negativo de 2900 millones de dólares.

La entrega de aviones se redujo y ante esta situación Standard & Poor's rebajó la perspectiva a negativa, ya que la crisis advierte, tendrá un impacto duradero en la reputación y rentabilidad de la firma.

Pero no solo Boeing está con problemas financieros, esta situación también le llega a las aerolíneas y por lo tanto nos llega a nosotros, los usuarios.

Muchas empresas apostaron por el 737 Max, como SOUTHWEST, el mayor operador de este modelo, que  esperaba recibir 40 nuevos aviones este año, lo cual reducirá su crecimiento y no podrá ejecutar sus planes de expansión.

SOUTHWEST dice que puso su futuro en manos de Boeing y del MAX y ya eso les ha costado 435 millones de dólares hasta el pasado setiembre y seguirá hasta el 2020. Igual frustración tiene AMERICAN AIRLINES, que estima el impacto del MAX en 540 millones de dólares para el 2019.

 
Pero para mí, el principal problema que tiene hoy la BOEING está en  su parte técnica,  la compañía espera completar las pruebas con el nuevo sistema informático para fines de noviembre y la Administración Federal de Aviación (FAA), necesitará unos 30 días para completar el examen de las modificaciones y si lo aprueba, modificar los manuales del avión, los de entrenamiento, actualizar el software de todos los MAX, entrenar a los pilotos y aun falta que las autoridades aeronáuticas del resto del mundo aprueben el nuevo programa, si no es que lo hacen más estricto y costoso para las aerolíneas.

Además de los problemas financieros y técnicos, como da cuenta el video que acompaña este artículo, BOEING debió comparecer ante la comisión de transporte del Senado de los Estados Unidos, y allí el pasado 29 de octubre se vivieron momentos de tensión y rabia hacia la compañía.

Los congresistas acusaron a BOEING y a su Presidente de haber puesto los beneficios de la compañía por delante de la seguridad en la carrera con el competidor europeo Airbus llevando al limite el proceso de desarrollo del Max;  algunos congresistas pidieron  que dimitiera y tuvo que renunciar a la presidencia.

El senador Richard Blumenthal pidio a los familiares de los fallecidos en los accidentes de MAX, que llevaran las fotos de sus familiares y acusó a la BOEING de haberle mentido, ya que luego de  los accidentes la compañía estuvo en su oficina y le dijo que el accidente fue por un error del piloto por su poca experiencia. Pero en realidad luego de haber leído el informe del accidente de Lion Air, visto los antecedentes y la reacción de la empresa se dio cuenta de que la BOEING le había mentido no solamente a él, sino que le mintió a todos.

Blumenthal dijo que la BOEING puso a los pilotos y los pasajeros en un ataúd volante.

Lamentablemente la historia continua, la industria esta afectada y la confianza aun más

Portal de América

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.