Hace nueve años, el foco no estaba en los Hércules, sino en los Bombardier de Pluna
Viernes, 01 Octubre 2021 16:11

Hace nueve años, el foco no estaba en los Hércules, sino en los Bombardier de Pluna

Aún tenemos fresca en la memoria la frase del martillero Mario Stefanoli, la que escuchamos parados al fondo del salón en el pabellón de España de la Rural del Prado aquel 1 de octubre de 2012 cuando supuestamente se subastaban los siete Bombardier CRJ900 propiedad de Pluna SA, "Vendido al caballero de la derecha".

por Sergio Antonio Herrera, desde Salinas, Uruguay
@DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A nueve años de la mayor patraña de la administración del FA de entonces, recordamos la forma en que se perpetró aquel acto maquiavélico, burdo y con consecuencias delictivas, pergeñado por el entonces presidente Mujica, su ministro de Economía, Fernando Lorenzo, el aún hoy ileso ministro de Transporte, Enrique Pintado y el empresario López Mena entre otros, que diera paso a la aparición en escena de la desconocida  empresa española Cosmo, que "pagó" 137 millones de dólares, sin capacidad patrimonial para ello, cuando el valor de las aeronaves rondaba en la mitad.

La oferta estuvo apalancada por el aval de cumplimiento de oferta emitido por el BROU presidio por Fernando Calloia -también procesado-, a Cosmo, sin cumplir ningún requisito de especie alguna.

Cuando se descubrió la maniobra, la bola de nieve resultó imparable y el bochorno de lo sucedido sumergió al gobierno del Frente Amplio en un lodazal oscuro y hediondo, como nunca antes había ocurrido en Uruguay.

Y así fue como Lorenzo, Calloia y el escribano Seitún que actuó en el remate, fueron incriminados penalmente y Pintado ni se enteró.

López Mena, para zafar, tuvo que hacerse cargo del aval, aunque decía que no tenía  nada que ver.

Mujica para endulzar a los ex empleados de Pluna, vívtimas directas, fogoneó que Alas Uruguay se hiciera cargo de la operativa aérea con bandera nacional, quemando más de quince millones de dólares.

La Suprema Corte de Justicia resolvió la inconstitucionalidad de la ley 18.931, que fijó las bases del remate de los aviones, prueba elocuente del desaguisado armado al mas alto nivel de gobierno.

En base a tal fallo López Mena pretendió dejar de pagar el aval y, nuevamente la Suprema Corte de Justicia, recientemente, le dio otro coscorrón y le ordenó seguir pagando los catorce millones de dólares de los cuales se hizo cargo "de onda", como quiso hacer que se viera...

Todo un desastre, de lo que informamos en decenas de artículo y recogimos en nuestro libro "Pluna, el riesgo de volar alto".

Hay que recordar que esto sucedió en Uruguay, que se perdieron sumas importantísimas por el cierre de Pluna,  que miles de familias (directa e indirectamente) perdieron su fuente de trabajo y que la justicia no pudo, no quiso o no tuvo impulso para llegar hasta el responsable institucional máximo de semejante calote, es decir el presidente Mujica.

A todo esto, casi una década después, aún la justicia sigue sin resolver en la causa promovida contra Matías Campiani y sus socios, inversores a cargo de Pluna, los que fueron eyectados sin anestesia, para así poder armar el proceso por el que tanto Mujica, Lorenzo, Calloia y López Mena, llevarán para siempre un asterisco de ilicitud junto a sus apellidos y Pintado seguirá ileso.

Portal de América

Comentarios  

Me encanta leer lo q escribe,es tan claro y entendible ,cuánto sinvergüenza en el poder político.todo corrupción y estafa .

Escribir un comentario

Promovemos la comunicación responsable. No publicamos comentarios de usuarios anónimos ni aquellos que contengan términos soeces o descalificaciones a personas, empresas o servicios.